Ya está aquí el 5G

8 marzo, 2022
Ya está aquí el 5G

En los últimos tiempos estamos viviendo una época de grandes cambios y avances en lo que a la tecnología se refiere y es que los avances tecnológicos son tan abundantes que en apenas unos años hemos pasado de enviar correos postales a enviar correos electrónicos. Sin embargo, este es tan solo uno de los ejemplos más comunes que nos encontramos en el día a día porque basta con ver que antes utilizábamos cabinas telefónicas y teléfonos fijos en nuestras casas mientras que en la actualidad nuestro amigo inseparable es el teléfono móvil.

Además, más allá de eso, lo cierto es que la tecnología nos ha traído muchas otras novedades tales como poder operar de forma remota estando el cirujano en una punta del mundo y el paciente en otra. Unas cuestiones que son posibles, hoy en día, gracias al avance de la tecnología en general y de la conectividad en especial.

Así, podemos hablar del 5G como la tecnología que llega a nuestras vidas para revolucionarla y para cambiarla por completo, ya que el 5G es básicamente un acrónimo para referirse a la red móvil de quinta generación. Una nueva generación de las tecnologías estándares de la comunicación inalámbrica, que es la que utilizan nuestros dispositivos móviles para permitirnos estar conectados en cualquier sitio y que es la evolución de la actual 4G/LTE. Un salto generacional con el que se espera una mejora en términos de velocidad, latencia y consumo que según estamos viendo, podría cambiar por completo el uso de nuestros teléfonos móviles o dispositivos conectados. En definitiva, el 5G es la nueva generación de la tecnología empleada en la comunicación entre dispositivos móviles que nos ofrece una mayor velocidad de conexión con una latencia mucho menor y que, aun así, garantiza un menor consumo energético, lo que ayuda a alargar la autonomía de las baterías. De hecho, mejora la tecnología de Internet en el móvil en todos sus aspectos, como pueden ser ancho de banda, latencia o capacidad de dispositivos conectados. A partir de esto, tenemos una tecnología que promete:

  • Banda ancha móvil de muy alta velocidad y capacidad, con velocidades en movilidad superiores a 100 Mbit/s y picos de 1 Gbit/s.
  • Comunicaciones ultra fiables y de baja latencia, en torno a 1 milisegundo o ms frente a 20-30 ms propios de las redes 4G.
  • Comunicaciones masivas tipo máquina a máquina (M2M), entre las que se encuentra el Internet de las cosas (Hasta 100 dispositivos más conectados por unidad de área (en comparación con las redes 4G LTE).
  • Disponibilidad del 99.999%
  • Cobertura del 100%
  • Reducción del 90% en el consumo de energía de la red
  • Hasta 10 diez años de duración de la batería en los dispositivos IoT (Internet de las Cosas) de baja potencia.

Es por todo ello por lo que las compañías más punteras del mercado como Movistar, Vodafone, Oroc, Orange, R o Euskaltel, entre otras, están apostando por este tipo de tecnología para ofrecerla a sus clientes cuanto antes y es que esto es solo el principio de las utilidades que nos ofrece la nueva red móvil de quinta generación, ya que lejos de quedarse aquí, esta tecnología impulsará la digitalización de las carreteras, las vías férreas y muchas otras cuestiones que se puedan beneficiar de las bondades del 5G.

Ventajas del 5G

Las principales ventajas del 5G se centran sobre todo en el aumento de la velocidad y la reducción de la latencia, sin embargo, no son las únicas ventajas que ofrecen este tipo de redes de quinta generación.

  • Velocidad y latencia. Cómo ya hemos comentado, una de las principales ventajas con respecto a la generación actual es la velocidad. Concretamente, con esta quinta generación de la tecnología que se emplea para la comunicación entre dispositivos móviles, se espera que la tasa de datos sea de 10 a 100 veces mejor que las actuales redes 4G, 4g+ o LTE. La velocidad máxima que el 5G será capaz de ofrecernos estaría rondando los 10Gbps (incluso con picos más altos), que, para hacernos una idea, sería superior a las velocidades que nos ofrece a día de hoy la fibra óptica. Por lo tanto, la transferencia de datos en un móvil conectado a una red de quinta generación sería mucho más veloz que a lo que estamos acostumbrados hoy en día.

Pero sin duda, quizás lo más importante sea la reducción de la latencia, entendiendo como latencia el tiempo que tarda en transferirse un paquete de datos en la red. Actualmente podríamos hablar de latencias de 100 milisegundos en las redes 4G y de 20 milisegundos en las 4G+, sin embargo, la latencia en las redes 5G disminuye hasta alcanzar entre 1 y 4 milisegundos.

  • Consumo y conectividad. Otra de las ventajas es que consigue reducir el consumo energético en un 90%, lo que hace pensar que las baterías de nuestros dispositivos conseguirán una mayor autonomía con la misma capacidad. La disponibilidad de este tipo de redes es del 99,9999%, la cobertura del 100% y se espera que la duración de la batería en los dispositivos IoT alcance hasta los 10 años. Pero la cosa no se queda ahí, y es que además el 5G permite tener más dispositivos conectados. Concretamente, hasta 100 dispositivos a la vez por celda o node en un metro cuadrado. Algo que, sin duda, hace posible que cualquier dispositivo esté conectado, no solo móviles sino también electrodomésticos, robots, coches, etc. El 5G también ofrecerá una cobertura de la red que se acercará y mucho al 100%.