Las nuevas tecnologías en el sector de la lavandería

24 septiembre, 2019
Las nuevas tecnologías en el sector de la lavandería

La tecnología está presente en muchísimos sectores y en el sector de la limpieza y en el de la lavandería también podemos encontrarla. Existen muchos profesionales que no dudan en hablar de cómo ha ido entrando en el mercado hasta cambiarlo. Entre las empresas con más experiencia en el sector se encuentra Lavatur, que asegura que desde 1982 que comenzara su actividad ofreciendo a las empresas sus servicios de lavandería automático en su actividad empresarial han visto como aparecían muchas empresas, aunque solo las que optaron por la innovación han sido las que han terminado permaneciendo en el sector como ellos.

El caso es que para las empresas la adaptación a las nuevas tecnologías y su aplicación en su reto , pero también para ellas fue comenzar en él al principio. En nuestro país, las que llevan muchos años comenzaron con una orientación más enfocada a la industria, pero actualmente está presente en muchos sectores, incluido el particular.

Las lavanderías, en palabras de especialistas en el sector, si quieren optar por la lavandería de autoservicio deben ser conscientes de que siempre van a tener que estar a disposición de quienes necesiten este tipo de servicios.

La eficiencia de este tipo de máquinas es alta, toda una garantía de que los tiempos de lavado sea más reducidos, teniendo unos resultados realmente buenos, lo que va a redundar en un elevado ahorro en cuanto a los suministros.

¿Cuál es el estado de la situación en nuestro país en el sector de las tintorerías y lavanderías?

Un gran número de ellas cuentan con un autónomo que lleva todos los temas, trabajando el dueño del negocio y en no pocos casos los familiares. Aspectos como el de las nuevas tecnologías y los cambios a nivel de mentalidad han hecho que se apueste más por la cantidad que la calidad, algo que en ocasiones ha sido problemático para el sector.

Aprobación de la Ley Antitabaco

Cuando se aprobó la ley en 2006, en España dejó de poder fumarse en sitio públicos, bajando el negocio en el sector de las tintorerías y lavanderías. Los tiempos de salir a cenar y el día después ir a estos establecimientos a quitar el olor a humo desaparecieron.

 

Media de edad vs las nuevas tecnologías

Actualmente la media de personas que se dedican a trabajar en el sector es alta, por lo que les cuesta adaptarse a tanto cambio. Muchos creen que la mejor forma de captar clientes es realizando un buen trabajo, con el añadido de otros servicios o en combinación de ellos.

 

El percoloroetileno y su prohibición

En estos años próximo está prevista la prohibición de la utilización del percloroetileno en la limpieza en seco que se hace en las lavanderías. En este sentido hablamos de un disolvente que cuando está en contacto con la humedad produce unos vapores de elevado contenido en toxicidades.

Por esta razón las lavanderías deben estar dadas de alta en Medio Ambiente como productos pequeños de residuos tóxicos. El uso del producto lo hemos podido ver en algunas naciones, por lo que no es raro que aquí también pueda ocurrir.

 

 

Las startups

En los último años han entrado en el sector muchas startups que tienen entre la oferta el siempre demandado servicio de lavandería y también en el de tintotería, donde incluso acuden a casa para buscar o entregar la ropa.

Nos encontramos ante un fenómeno en el que este tipo de servicios no son nuevos pues ha existido el reparto a domicilio, pero para que la rentabilidad sea importante a la hora de serlo por zonas, en especial en las ciudades de gran tamaño.

 

Competencia desleal

Hay personas que ofrecen los servicios de lavandería y tintorería a otra clase de establecimientos relacionados con el mundo de la costura a un precio en el que el sector tiene complicado competir con ello, pues no cumple con las normativas.

 

La alta tecnología es la mejor solución

Aunque debemos confiar en el presente, todavía debemos hacerlo más en un futuro, en donde la tecnología va a tener un mayor protagonismo. Los nuevos equipos cara al futuro van a ser de mayor utilidad, pero preciarán un gran periodo de adaptación.

Siempre es difícil adaptarse a procedimientos nuevos, pero en el sector de la lavandería industrial o las de autoservicio, debemos saber que estos periodos son los más adecuados para el aprovechamiento de las oportunidades que nos da el mercado, que es algo que tanto las empresas como los propios clientes buscan, especialmente en estos tiempos donde la competencia es tan exigente.