La tecnología al servicio de los traductores

21 octubre, 2020
La tecnología al servicio de los traductores

Los avances en el campo de la tecnología son enormes y en un mundo tan globalizado, es lógico que afecte en buena medida a la traducción. No debemos olvidar que la traducción es una de las profesiones con más historia de la humanidad. Esto se ve claramente en la famosa Piedra Rosetta, con la que se pudieron descifrar los jeroglíficos del antiguo Egipto.

Una vez dicho esto, la traducción lo que ha hecho es ser parte importante en la evolución progresiva de la humanidad, ayudándose de grandes avances como el descubrimiento de la imprenta o el desarrollo de los ordenadores, puesto que la importancia de la tecnología en nuestra vida no se pone en duda.

La traducción como gran beneficiada de la tecnología actual

Una de las pruebas más importantes fueron las primeras propuestas de traducción automáticas registradas en 1933. Desde aquel momento, pasó a desarrollarse un importante optimismo a la hora de pensar de que podrían obtenerse traducciones que solo se hicieran mediante el ordenador, sin necesidad de esfuerzos humanos.

Todas estas esperanzas pasaron a ser agua de borrajas cuando unos años después en 1966, el informe ALPAC recomendó que no se invirtiese más a la hora de desarrollar la traducción automática, pues la calidad era inferior a la proporcionada por las traducciones humanas, por no hablar de los costes y tiempos de realización superiores.

Como se redujeron las expectativas de la traducción automática, apareció la traducción asistida mediante ordenador, donde un traductor humano lo que hace es reutilizar otras traducciones previas utilizando otros programas específicos.

Los sistemas TAO y su gran importancia

Este tipo de sistemas están basados en la utilización de memorias de traducción, que son unas bases de datos que lo que hacen es almacenar oraciones originales con las traducciones para reutilizarlas.

Son unos sistemas que lo que hacen es dividir los textos en segmentos, presentando un porcentaje de coincidencia con las traducciones que quedan almacenadas en la memoria. Estos porcentajes de coincidencia van a variar entre el 0% y el 69%, sin que haya equivalentes, por lo que el sistema no tendrá propuesta traducción alguna.

Podrán estar entre el 70% y el 99%, donde para la equivalencia parcial deberá ser preciso que se hagan una serie de modificaciones y el 100% la equivalencia exacta, donde es posible aceptar la traducción, pero también proceder a su modificación. Según el usuario genere traducciones nuevas, están irán incorporándose a la memoria de la traducción, todo ello con el objetivo de reutilizarse en el texto o en futuros textos.

La traducción asistida por ordenador es de gran provecho cuando se hablan de textos técnicos, que son esos en los que se repiten las oraciones y se actualizan de manera periódica con cambios reducidos o páginas web.

No se recomiendan, cuando se quieran abordar las traducciones de textos que puedan tener una creatividad importante como los de carácter literario. Esto hace que utilizar sistemas TAO, es de lo más ventajoso, pues se ahorra bastante tiempo, menor coste y con un aumento importante de la productividad.

Entre las ventajas que tienen los sistemas TAO podemos decir que se logran aunar varios recursos, tales como diccionarios, las clásicas bases de datos de términos o herramientas en los que hay texto predictivo, de tal manera que los usuarios pueden adaptar el software a sus propias preferencias.

En el caso de los sistemas TAO disponibles, ahora tenemos un gran abanico de posibilidades, aunque los que están más extendidos son las diferentes versiones que desarrolla la empresa SDK, que llegan a muchos miles de profesionales en todo el planeta.

Lo que tiene que quedar claro después de todo esto, es que la tecnología ha venido para quedarse en el mundo de la traducción. Se han quedado ya desfasadas, así como esas horas haciendo consultan en papel de multitud de recursos, en las bibliotecas.

Eso sí, no olvidemos que, a pesar de lo importante que está siendo la tecnología, el ser humano y el oficio de traductor en concreto es algo que no es posible reemplazar, pero sí que como defienden desde traductorjuradoeikatrad.es, tienen que ir adaptándose a unos nuevos tiempos donde la tecnología va a ser su gran aliado, puesto que ayuda a que se trabaje mejor y de forma más efectiva. La modernidad y la tradición del “toque humano”, se deben dar la mano, una gran combinación que solo puede traer grandes ventajas para un mundo que cada vez es más reducido y donde la globalización no es algo futuro, sino un presente que ha venido definitivamente para quedarse  entre nosotros.