¿Cómo ha cambiado tecnología nuestro modo de comprar?

17 abril, 2019
¿Cómo ha cambiado tecnología nuestro modo de comprar?

Los consumidores actualmente viven volcados cada vez más en sus propios dispositivos móviles, todos ven un mayor número de vídeos en sus smartphones o tabletas, acceden a cada vez mayor número de webs desde esos mismos terminales o pasan más tiempo haciendo consultas sobre toda clase de información desde estos.

El aumento de su uso tiene un impacto importante en todas las marcas que se dedican a presentar y vender los productos cuya distribución se hace mediante el retail. Muchos supermercados sienten ya esos cambios de consumo que están imponiendo los denominados “millenials”. El cambio afecta a las estrategias de los fabricantes, pero también a los vendedores. Ahora se tienen muy en cuenta los smartphones y similares cuando se quieren presentar los productos. Hasta el móvil ha llegado a tocar al packaging.

Existen ya herramientas que se encargan de añadir información y servicios en los dispositivos móviles. Esto ayuda a que los consumidores puedan contar con dispositivos y servicios que ayudan a las cosas más cotidianas, como adquirir productos, cocinar o ir más deprisa callejeando por la ciudad. Todo es más fácil, rápido y eficiente.

Podríamos decir que se está fragmentando el camino para la compra según los consumidores van cambiando de manera regular entre los canalés de tipo físico y el digital en las tiendas. Ahora hacer la compra ya no es únicamente ir al supermercado, la experiencia también se encuentra en más formas, las que a parte de la visita física al sitio de la compra, añade de las virtuales que podemos encontrar en los ordenadores o los dispositivos móviles.

Las marcas poco a poco van comprendiendo que este cambio también desea encontrar oportunidades nuevas para poder llegar a los consumidores y así crear ventanas nuevas para su negocio. Los consumidores se lanzan de lleno al móvil y las compañías los tantean.

El packaging, en el el caso e los productos, no solo tiene que tener un gran atractivo o seducir, de la misma forma debe jugar con los colores y las tendencias. Se tiene que saber y comprender que los consumidores en pleno 2019 no salen de su hogar sin su smartphone.

Desde España, Empacke da soluciones

Empacke es una empresa de gran fama en el sector por su especialización en el diseño especializado de packaging, combinándolo con el branding. Ellos nos comentan que en este sector es importante, mezclar materiales novedosos con un gran espíritu creativo. Empacke lo que hace es convertir los productos de sus clientes en piezas repletas de originalidad y distintos a los de la competencia, a fin de que llaman la atención y puedan venderse solos en los lineales.

Los códigos QR en el sector

Entre los primeros elementos que fueron añadiendo las marcas en el packaging de los productos fueron los códigos QR, que ahora es bastante fácil encontrarlos si miramos atentamente los distintos productos que encontramos en los supermercados.

Existen algunas marcas de leche que podemos ver como también incorporan estos códigos, aunque la información que se encuentra asociada a ellos es muy limitada y bastantes señalan que la tecnología ha terminado por quedarse desfasada.

Debemos saber que estos códigos QR no son los nuevas herramientas principales que hacen que las marcas se planteen como va a ser en el futuro los espacios de venta.

Para los analistas el futuro pasa, por la tecnología NFC, pues es la que permite que el smartphone pueda hacer acciones solo tocando o acercando el dispositivo a una superficie. Esta herramienta tiene bastante potencial a la hora de usarse en la estrategia de marketing, aunque de momento el elemento más importante para el que se usa es a la hora de gestionar los pagos.

Análisis como los de Crimson Hexagon, nos dejan claro que la adopciones de soluciones como son las de Google Wallet o Apple Pay, comienzan a ir tomando carrerilla en Estados Unidos, lo que hace que los consumidores comiencen a sentir una mayor curiosidad por esta herramienta, reclamándola de forma más habitual en las incursiones que realizan en el mundo del retail.

En el caso de las marcas va a ser una forma de que se aseguren los consumidores, según apuntan los ratios de eficiencia esperados. Todo apunta a que en el futuro habrá que usar de forma eficiente esta clase de herramientas.