Siempre he sido fan de las películas futuristas, sobre todo de aquellas en las que se muestra cómo se imaginaba el futuro. Esto es algo que se puede ver en las películas de los años cincuenta y sesenta, que además dieron lugar a corrientes de diseños que se integraron en los pisos y en los coches, entre otros elementos. Hoy en día se pueden ver muchos artículos de cómo puede ser el futuro, y sin duda es dramático, dado que si no mejoramos nuestra relación con el planeta estamos abocados a vivir en un planeta que nos asfixia poco a poco. Y esto es algo que sería realmente triste, ya que se confirmaría que el ser humano no ha sido capaz de cuidar el planeta que le ha hecho crecer. .
Seguir Leyendo...
Hace poco que asistí a un museo en el que se exhibían ordenadores antiguos de la época de los setenta, ochenta y noventa. Allí se podía ver el famoso Apple II que llevó a la fama a la compañía de la manzana mordida, el Comodore que a más de uno le traerá buenos recuerdos de la infancia, y demás joyas del pasado de la industria informática. Si nos paramos un momento y echamos la vista hacia atrás, parece mentira que en un lapso tan corto de tiempo haya avanzado tanto la tecnología. Y hemos llegado hasta un punto en el que somos dependientes de ella, y si falla nuestra productividad se ve comprometida totalmente.  
Seguir Leyendo...
Aquellos que somos aficionados a los deportes de motor, estamos acostumbrados a ver como los pilotes se baten en duelos épicos para ganar. Las pasadas de una moto a otra nos llenan de emoción, y cuando un piloto comete un error y tira a otro, todos opinamos si lo que ha hecho está bien o mal, o si es o no culpable. Pero desde hace unos años ha llegado desde Asia la moda de los eSports. Los eSports son competiciones individuales o por equipos profesionales de jugadores, que luchan por ser el mejor en un videojuego. Este tipo de competiciones llenan estadios enteros, y atraen a muchos patrocinadores.
Seguir Leyendo...