El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de sus datos personales y a su libre circulación, se aplica el 25 de mayo de 2018, y obliga a las empresas, las organizaciones, los organismos y las instituciones o que cualquier empresa de la Unión Europea, que manejen información personal a acogerse a la misma. Las empresas que no se hayan adaptado pueden ser multadas con hasta 20 millones de euros.
Seguir Leyendo...