Vivimos en una sociedad en la que todo es virtual. Si te das cuenta un montón de cosas las tenemos y hacemos a través de los soportes tecnológicos. Si queremos hacer una transferencia ya no tenemos que ir al banco, lo realizamos a través de la aplicación del móvil. Si queremos contratar un viaje, también lo hacemos con el aparatito de turno. Incluso papeles, documentos y trabajos están colgados en la famosa nube. Por esto, es normal que el mundo se adentre hacia una sociedad virtual.
Seguir Leyendo...