La crisis económica está siendo más larga de lo que podríamos imaginar y de hecho, parece que ha llegado para no irse, se ha establecido aquí, en nuestro país, y parece que le ha cogido el gusto, la condenada, que no quiere irse. Y aunque algun@s hablen de recuperación, lo cierto es que los autónomos y autónomas de España, lo están teniendo bastante difícil, y muchos pequeños empresarios y empresarias han tenido que echar el cierre definitivo a esos negocios que tanto esfuerzo les había costado poner a flote. Encima, la administración pública, se quema con ell@s hasta límites insospechados, no así con otr@s, políticos, banqueros o grandes empresarios, que roban a dos manos y, no solamente se les perdona, es que además se normaliza este tipo de conducta, siempre y cuando, por supuesto, el ladrón o ladrona en cuestión, formen parte de la élite.
Seguir Leyendo...