Gente sin conciencia la ha habido toda la vida, pero lo que estaba pasando de un tiempo a esta parte en el gimnasio de mi barrio, no tiene nombre. José Antonio, el propietario, es un respetable sevillano afincado en Almería, que desde hace algunos años viene sufriendo los abusos de gente maleducada , que además de entrar gratis, aprovechan para robar en los vestuarios. Afortunadamente, esto no va a volver a ocurrir, porque José Antonio se ha modernizado y ahora ha puesto en la puerta unos sistemas de control de accesos,  el software de gestión GestiGym 2016, creado para tener un control total y en todo momento, de las entradas y salidas del centro.
Seguir Leyendo...