Las impresoras 3D ya están aquí

31 enero, 2018
Las impresoras 3D ya están aquí

Siempre he sido fan de las películas futuristas, sobre todo de aquellas en las que se muestra cómo se imaginaba el futuro. Esto es algo que se puede ver en las películas de los años cincuenta y sesenta, que además dieron lugar a corrientes de diseños que se integraron en los pisos y en los coches, entre otros elementos.

Hoy en día se pueden ver muchos artículos de cómo puede ser el futuro, y sin duda es dramático, dado que si no mejoramos nuestra relación con el planeta estamos abocados a vivir en un planeta que nos asfixia poco a poco. Y esto es algo que sería realmente triste, ya que se confirmaría que el ser humano no ha sido capaz de cuidar el planeta que le ha hecho crecer.

Cada mes hay más noticias de las exploraciones y descubrimientos en otros planetas para ir a vivir en ellos. Pero realmente estas opciones son a largo plazo, y probablemente nuestra generación vea como el ser humano vuelve a la Luna, e incluso viaja a Marte. Aunque será difícil ver que se establezcan colonias como las de los videojuegos o películas.

Aun así, algo que realmente sorprende hoy en día es el caso de las impresoras en tres dimensiones. Estas impresoras son capaces de crear elementos con diferentes materiales como plástico, aluminio e incluso hormigón, y están llamadas a ser un elemento que potencie la vida del ser humano gracias a su gran capacidad de utilización.

En el artículo de hoy vamos a hablar de los usos más interesantes de las impresoras 3D, que veremos que pueden llegar a ser muy variopintas. Estas impresoras tienen un componente creativo muy importante, que ha generado y generará mucho clamor debido a la gran cantidad de cosas que se pueden realizar.

Usos de las impresoras 3D

En primer lugar, puedes imprimir partes del cuerpo humano. Aunque sea difícil de creer, se han logrado imprimir partes del cuerpo humano del tamaño preciso que necesita el paciente, hechas de un material compatible con el tejido orgánico en caso de necesitarse el reemplazo de ciertos órganos dañados.

En segundo lugar, las impresoras 3d se pueden utilizar en usos básicos: juguetes y figuras. Como es de esperar, lo más simple de imprimir son figuras de una sola pieza de tamaño pequeño y en torno a ello, se ha formado un interesante mercado de juguetes que se adaptan a los deseos de cada niño.

Porque de tenerse las herramientas y el conocimiento apropiado – o recurriendo a alguien con los elementos –, los padres pueden crear juguetes exactamente del gusto de sus hijos, variando desde pequeñas figuras de un cuerpo simple hasta estructuras más complejas y grandes formadas por varias impresiones de menor tamaño.

En tercer lugar, se puede imprimir ropa. Quizás la tela sea el elemento más cómodo para vestir, sin embargo, esto no ha detenido la innovación en el campo de la moda utilizando la impresión 3D creándose modelos hechos a la medida de cada persona como vestidos, camisetas y hasta ropa interior, la que resulta ser de un plástico rígido difícil de ocupar.

En cuarto, y en último lugar, las impresoras 3D se usan en la industria para fabricar cualquier tipo de pieza de prueba de un proyecto en materiales diversos. Este tipo de impresoras son especiales, y se comercializan gracias a empresas como Tecnlologyk, una empresa formada por profesionales en ámbitos de diseño, departamento de impresoras 3D y departamento de impresión 3D.