La toma de decisiones en el mundo empresarial juega un papel determinante en el presente y en el futuro de un negocio con independencia del sector en el que una empresa se esté desenvolviendo. Incluso la más mínima diferencia en dicha toma de decisiones puede afectar de manera sustancial a ese futuro de la empresa. Y es que las diferencias entre el éxito y el fracaso en el mundo en el que nos movemos a día de hoy son tan pequeñas que para salir airosos de determinadas situaciones hay que tener perfectamente estudiadas muchas cosas. En algunos casos demasiadas para una persona sola.
Seguir Leyendo...